Tres demandas genéricas del sector del agua para la próxima legislatura



2015.11.20 - ASA ANDALUCIA

• Inversión para renovar el patrimonio de infraestructuras
• Recuperación de costes en los servicios de agua urbana
• "Regulador" general, especializado, independiente, riguroso y transparente

El pasado 11 de Noviembre tuvo lugar en Madrid el Consejo de Dirección y la Asamblea General de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamientos (AEAS). La cita contó con la presencia del Presidente de la Asociación de Abastecimientos de Agua y Saneamientos de Andalucía, Pedro Rodríguez Delgado, en representación de ASA-Andalucía, que forma parte del Consejo de Dirección de la Asociación nacional ocupando la Vicepresidencia 3ª.

Entre los principales puntos tratados en el Orden del Día del Consejo de AEAS se abordó la finalización de un estudio de tarifas a nivel nacional, por un lado, y la necesidad de definir los mecanismos idóneos a llevar a cabo en materia de Acción Social en el sector del agua, por otro. Dentro de este último bloque se trabaja actualmente para la homogeneización de criterios y pautas generales de actuación, cuyas conclusiones serán facilitadas y dadas a conocer una vez se hayan unificado.

Precisamente en este bloque también han sido ya definidas las principales líneas de acción puestas en marcha en Acción Social desde ASA-Andalucía, tales como la creación de una Comisión Técnica de Medidas de Acción Social, que se reunirá a principios de diciembre, y la celebración de unas Jornadas específicas sobre la materia.

Durante la celebración del Consejo de Dirección de AEAS en Madrid, el presidente de la Asociación, Fernando Morcillo, reiteró la "preocupación del sector por los escasos avances realizados en lo que respecta a recuperación de costes", aspecto fundamental para que el servicio sea sostenible, "siempre con el objetivo de prosperar en la eficiencia y la universalidad, asegurando el derecho humano al agua y la satisfacción de las demandas sociales de la ciudadanía".

Para ello desde AEAS, como asociación de operadores y profesionales del agua urbana, se articulan tres mensajes clave de cara a la próxima legislatura. El primero de ellos apunta la conveniencia de "plantear un esfuerzo inversor sostenido que permita renovar el gran patrimonio en infraestructuras y equipamientos disponibles en España", evitando con ello que envejezcan y que se pierdan los actuales niveles de calidad en los servicios de abastecimiento y saneamiento. Conscientes de que, pese a las condiciones de control y limitación de la deuda pública y la coyuntura económico-financiera, es necesario "invertir en obra nueva por la obligación de terminar de dotarnos de instalaciones de depuración de aguas residuales", desde la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamientos se apuesta por "progresar en los mecanismos de colaboración público-privada" para cumplir dichos objetivos.

En segundo lugar, de acuerdo a la Directiva Marco del Agua (2000) y para colaborar en el cumplimiento de dicho objetivo, otra prioridad señalada desde AEAS responde a la necesidad de avanzar en la "recuperación de costes" en los servicios de agua urbana, siendo más efectivo que ello se haga "apoyándose en los mecanismos tarifarios", donde la progresividad del precio respecto del consumo asegura una mejor distribución de los esfuerzos del ciudadano y un consumo responsable del recurso.

Asimismo, la Asociación nacional apuesta por establecer un regulador general, especializado, independiente, transparente y despolitizado que promueva la responsabilización y sea capaz de adoptar las medidas necesarias para el desarrollo y mejora de las instalaciones de aguas residuales y abastecimiento, así como del resto de servicios del ciclo integral del agua. Esta figura "asegurará la continuidad de las ventajas del actual equilibrio competencial a la vez que introducirá elementos de optimización de la eficacia y la eficiencia, de la sostenibilidad y la sensibilidad social".

Por último, el presidente de AEAS hizo referencia a la idoneidad de que estas tres demandas genéricas se engloben en un pacto político entre las diferentes fuerzas parlamentarias, en el que se incluya y esté presente como objetivo transversal y permanente el fomento de la innovación, eficiencia, tecnificación y la calidad de los servicios. Todos estos elementos son "imprescindibles para progresar y consolidar nuestro modelo referente de gobernanza pública y nuestro reconocible liderazgo empresarial a nivel mundial en este sector".