Colaboración entre Junta y Diputaciones para construir nuevas depuradoras



2016.02.18 - ASA ANDALUCIA

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal, anunció en Granada que la administración regional y la Diputación provincial buscarán nuevas fórmulas de colaboración entre ambas administraciones en materia de depuración de aguas residuales urbanas, que permitan que la entidad supramunicipal pueda encargarse de una parte del proceso administrativo que conlleva la construcción de nuevas infraestructuras hidráulicas y acelerar así el trámite del mismo. Esta iniciativa se plasmará en un convenio que será suscrito por sendas administraciones.

En este sentido, Fiscal avanzó en una entrevista concedida a Europa Press que su Consejería pretende concretar este año 2016 una línea de colaboración directa con las ocho Diputaciones provinciales para que éstas establezcan prioridades y se puedan encargar, con financiación autonómica, de determinadas obras para la depuración de aguas residuales, al objeto del cumplimiento de la normativa marco para 2015.

El consejero apuntaba a respetar los términos de la directiva europea como "una de las prioridades absolutas" de su departamento, afirmando al respecto que en 2016 el Ejecutivo andaluz hará "todo lo que esté en su mano" para acelerar las depuradoras que son competencia de la Junta.

Tras la reunión mantenida con el presidente de la Diputación granadina, José Entrena, el consejero informó que en la actualidad en esta provincia hay más de 60 proyectos redactados para la construcción de estaciones depuradoras, mientras que "las que faltan están en algún estadio, en ninguna hay que empezar de cero".

Destacó que en la actualidad el 85 por ciento de la población andaluza cuenta con una infraestructura que le permite depurar sus aguas, "más alto que la media nacional y que de la inmensa mayoría de las comunidades autónomas, aunque todavía queda un porcentaje, en torno al 15 por ciento, por ejecutar". Por lo general, son los pequeños núcleos de población los que restan en Andalucía por sumarse a la correcta depuración de sus aguas.

En cuanto al plan de residuos procedentes de prácticas agrícolas, el consejero explicó que es un plan conjunto con la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural que se desarrollará básicamente en las provincias de Almería y Granada y en el que la Diputación granadina ha mostrado su interés en participar.