Reutilización y sostenibilidad, ejes estratégicos en la política de gestión de aguas en Andalucía



2017.02.24 - ASA ANDALUCIA

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio define el papel clave de la reutilización de agua regenerada y el principio de sostenibilidad en la transición hacia la economía circular de Andalucía.

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha subrayado el papel estratégico de la reutilización de aguas regeneradas en la transición hacia la economía circular de Andalucía. Fiscal ha impartido una conferencia en Sevilla titulada La gestión eficiente del agua: paradigma de la economía circular, en el marco de Los Diálogos de El Correo de Andalucía. A este respecto, el consejero ha asegurado que no hay mayor reflejo de lo que supone este nuevo concepto económico que el propio ciclo integral del agua, que sólo finaliza con la devolución del agua al medio en condiciones óptimas, garantizando el equilibrio de los ecosistemas.

La economía circular es un concepto económico reciente que defiende el aprovechamiento de los residuos incluyéndolos en la cadena de producción. La Comisión Europea presentó en 2015 un Plan de Acción sobre la materia y, en estos momentos, prepara una legislación específica en relación a los estándares de calidad para el uso de agua regenerada.

En relación a esta cuestión, Fiscal ha afirmado que España cuenta con un marco normativo sobre reutilización de aguas depuradas desde el año 2007, por lo que cuenta con cierta ventaja respecto a otros países de la UE en este ámbito. "En los países mediterráneos, que son los que hemos sufrido históricamente la falta de agua, siempre ha existido un amplio consenso sobre los beneficios de las fuentes no convencionales de recursos hídricos", ha recordado, y ha incidido en que permite a los gestores, bien sean administraciones públicas o empresas, impulsar actuaciones con menores impactos ambientales y sociales, y costes económicos.

El consejero insitió en la necesidad de apostar por un "nuevo modelo de consumo, acorde a los parámetros sociales, demográficos y productivos actuales, que halle en la economía circular una oportunidad" para hacer de la gestión eficiente una realidad y garantizar la sostenibilidad. En este sentido, una de las prioridades en política de aguas es la optimización de los recursos y la garantía de disponibilidad en el marco de "una nueva estrategia de satisfacción de la demanda, donde la apuesta tecnológica, el desarrollo normativo, la evolución hacia nuevos patrones de producción y consumo, y también la voluntad política en el nuevo paradigma, son fundamnentales", ha subrayado.

Reutilización y desalación en Andalucía

En las Demarcaciones Hidrográficas andaluzas de competencia autonómica se reutilizan en la actualidad en torno a 32 hectómetros cúbicos anuales de aguas residuales depuradas. Más de la mitad corresponde al ámbito territorial de la Demarcación de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas. En cuanto a desalación, la capacidad de producción ha pasado de prácticamente nada en el año 2000, a los 120 hm3 actuales. En estos momentos, se desalan en Andalucía 44 hm3 y se tiene previsto que en el horizonte 2027 se pueda alcanzar 244 hm3 de recursos con ese origen.

El consejero ha incidido en la idea de que el déficit hídrico estructural es uno de los grandes problemas de las cuencas intracomunitarias andaluzas, por lo que una de las prioridades de política de aguas de la Junta es la optimización de los recursos existentes, en una región como Andalucía en la que la agricultura y el turismo son dos de las actividades económicas de mayor relevancia. Sobre este asunto, José Fiscal ha apuntado que es primordial que, en los territorios donde no hay recursos convencionales embalsados o subterráneos, se disponga de elementos equilibradores del coste de obtención del recurso, tanto el esencial de abastecimiento a través del agua desalada, mezclada con aguas subterráneas, como la reutilización, especialmente, para usos agrarios. 

Saneamiento y depuración

La nueva planificación hidrográfica andaluza, con un horizonte temporal hasta 2021 y una inversión prevista de más de 1.400 millones de euros, permitirá continuar con los proyectos para mejorar los recursos hídricos disponibles, racionalizar su consumo y ajustarlos a las futuras demandas. Asimismo, se dará prioridad al cumplimiento de los objetivos medioambientales, especialmente en materia de depuración, tal y como establece la Directiva Marco de Agua de la Unión Europea y la Ley de Aguas de Andalucía.

En relación a esto último, el consejero ha recordado que la Consejería que dirije cuenta en la actualidad con más de 40 actuaciones de inversión en marcha, con un presupuesto de casi 200 millones de euros. Entre ellos, ha destacado las obras autorizadas por el Consejo de Gobierno en las provincias de Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla, por un importe total de 47 millones de euros, destinadas a obras declaradas de interés de la Comunidad Autónoma y la reciente licitación de la estación de depuración y la agrupación de vertidos de Nerva-Riotinto, con una inversión de 18 millones de euros.

Fiscal ha vuelto a reclamar al Gobierno central la inversión de 300 millones de euros en las obras Declaradas de Interes General del Estado en materia de saneamiento y depuración, así como el impuslo normativo del dos proyectos de trasvases: el incremento hasta los 20 hectómetros cúbicos de agua desde el Tinto, Odiel y Piedras al Guadalquivir y la transferencia de hasta 5 hectómetros cúbicos desde el Guadalquivir hasta la comarca de Antequera.

Nuevo Reglamento del Ciclo Integral del Agua

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha recalcado que el Gobierno andaluz aplica una política de aguas alejada de visiones economicistas, en la que el recurso es un generador de derechos, de la vertebración territorial y la cohesión social. En este sentido, ha afirmado que la Consejería elabora en estos momentos un nuevo Reglamento del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano, para garantizar a la población el suministro adecuado de agua en condiciones de calidad. "Durante la tramitación de la norma, se abordará también el análisis de situaciones de pobreza hídrica a fin de buscar soluciones".

 

  • INFORMACIÓN RELACIONADA:

La Junta destina 47 millones a la construcción de once depuradoras en Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla