ASA Andalucía participa en la Jornada sobre el futuro del agua, sequía y cambio climático



Representantes del ámbito institucional y sectorial han participado conjuntamente en la jornada.

2018.01.25 - ASA ANDALUCIA

ASA Andalucía ha participado recientemente en un interesante foro organizado por Emasesa en el que expertos de ámbito nacional, regional, provincial y local se han dado cita para abordar las claves de fenómenos actuales como la sequía y el cambio climático, ytrazar los ejes transversales que definirán el futuro pacto nacional por el agua.

La sequía constituye un fenómeno presente y real en todo el territorio nacional y especialmente acentuado en el contexto del cambio climático. Por ello, la responsabilidad y compromiso de todos en la protección y el uso sostenible del agua, se ha puesto de manifiesto en el marco de este encuentro que ha supuesto un escenario privilegiado en materia de agua por el éxito de asistencia, el nivel de contenidos y la alta especialización de interlocutores y participantes en general.

En el transcurso de la jornada, los distintos ponentes han hecho referencia a la necesaria articulación de las medidas idóneas en materia de sequía para cumplir los objetivos ambientales y sociales, todo ello en un nuevo paradigma de gestión coordinada en la planificación hidrológica de las distintas demarcaciones hidrográficas.

En el contexto actual, la valoración presente y futura de los recursos hídricos nos lleva al "compromiso y responsabilidad de todas las administraciones hidráulicas con competencia en materia de aguas de trabajar desde la colaboración, el conocimiento, la anticipación, la mitigación y el seguimiento", ha señalado en este sentido el Presidente de ASA Andalucía, Pedro Rodríguez Delgado, quien ha participado como ponente en la Mesa Coloquio denominada "Perspectiva del futuro del agua desde la gestión urbana sostenible", junto al Consejero Delegado de Emasesa, Jaime Palop Piqueras, y el Director Gerente de la Empresa Municipal de Aguas de Málaga, Juan José Denis Corrales. 

El representante de la Asociación de Abastecimientos de Agua y Saneamientos de Andalucía, ha identificado los principales retos del futuro del agua a través de una estrategia basada en el papel de la innovación; la implicación y participación ciudadana; el mantenimiento de las infraestructuras; la gobernanza del agua y la recuperación de costes; y también la coordinación Institucional.

En las últimas décadas se han producido avances muy significativos en la gestión sostenible del agua en el ámbito urbano: descensos en el consumo per cápita que se sitúan de media en algo más del 30%; disminuciones en las pérdidas en la red de distribución de un 10% aproximadamente; y en torno al 85% (hasta el 95% en algunas zonas) de las aguas residuales depuradas adecuadamente. 

No obstante, la sociedad se encuentra con un fenómeno recurrente y periódico como la sequía, en el que influye más que nunca el cambio climático, y que afecta a un servicio público básico que representa un derecho inherente a cada persona, a toda la ciudadanía. Por ello, el “uso responsable del agua, su protección y cuidado” es responsabilidad de todos, insiste el presidente de ASA Andalucía.

En adelante, las pricipales áreas de trabajo se siguen centrando en minimizar los efectos ambientales, económicos y sociales ante situaciones extremas de escasez de recursos hídricos; optimizar la gestión de los recursos hídricos en cualquier área geográfica; y sentar las bases de una estrategia coordinada de periodos secos.

En el caso de las Administraciones hídricas, como servicio público y derecho de todos, "son las que tienen la responsabilidad de garantizar su sostenibilidad a través de la colaboración, conocimiento, anticipación y seguimiento, ejerciendo el liderazgo necesario".

Por parte de los gestores del agua, "deben tener presente a todas las partes interesadas y analizar la cuestión ofreciendo participación y atendiendo a diversas cuestiones esenciales tales como la aplicación de nuevas nuevas tecnologías, sistemas de información y procesos (desalación, reutilización, economía circular y smart cities) bajo criterios de sostenibilidad, garantía, eficiencia y resilencia; implicación, participación y conocimiento de la cuidadanía mediante acciones formativas y eficaces campañas de comunicación sobre el valor real del agua y su buen uso; la conservación profesional y renovación del parque  de infraestructuras hidráulicas e instalaciones existente, mediante la ejecucción de importantes inversiones de mejora y renovación y la activación de posibles mecanismos de colaboración público-público y/o público-privada; el establecimiento de un Marco Regulatorio que garantice con criterios técnicos, rigurosos y transparentes el cumplimiento de los niveles básicos de la prestación de estos servicios públicos y vitales, así como la estabilidad y sostenibilidad económica-financiera y social de las mismas; y la constante colaboración de las Administraciones competentes y los agentes con actividad en la materia.

En esta línea, el Pacto Nacional por el Agua ha de tener un "enfoque global, integral, que aborde todos los niveles de la Administración y gestión del agua, tanto nacional como autonómico y local, que tienen responsabilidad y autoridad sobre el ciclo urbano del agua y sus servicios", ha destacado el presidente de ASA, quien recuerda que "todos los que operamos de un modo u otro en la gestión del agua, tenemos la obligación y el compromiso de hacer compatible el uso y consumo de este bien esencial, con la calidad del servicio prestado a los ciudadanos, pero también con la recuperación, conservación y sostenibilidad de los recursos y nuestro irremplazable medio am­biente". La prioridad absoluta es "gestionar y planificar a futuro del modo más óptimo, inteligente y responsable posible, para construir hoy un mejor escenario del agua que poder legar a las generaciones ve­nideras”, ha subrayado.

Todos los participantes coinciden en la necesidad de que las administraciones públicas y la sociedad en general se pongan de acuerdo a la hora de crear pautas comunes sobre la gestión y el abastecimiento de este bien natural, de ahí que ya se hayan dado los primeros pasos para la elaboración de un plan del agua a nivel nacional. Ejemplo de esta implicación conjunta fue el protocolo de colaboración firmado en el transcurso de dicha jornada –celebrada en el restaurante Abades Triana– entre el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Antonio Carlos Ramón.

GALERÍA GRÁFICA

 

INFORMACIÓN RELACIONADA: Jornadas sobre el futuro del agua